Despedidas

Se dijeron adiós bajito

para despistar al corazón,

abrazados al nicho

del amor que terminó.

No existía ningún consuelo

ni billetes por navidad,

ni “te quiero” escrito en pañuelos

ni carta ni postal.

Disidentes del reloj

detractores del equipaje

enemigos del revisor

quien les ofendía con ultraje.

Ni alzaron la mano

ni tampoco la voz

rota entre el llanto,

canción que cantaron

con esmero y vigor.

La estación fue el hospital

el billete la extremaunción.

La esperanza eran los recuerdos

pero el tren marchó a por tabaco,

dejando un final abierto.

Como ver cuando

sus ojos eran sus faros

y hoy se han apagado.

Como cantar cuando

su voz huía detrás de ella

y sus pies andaban calcinados.

2 comentarios sobre “Despedidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: