3 cosas sorprendentemente sencillas que puedes hacer para crear buenos hábitos

Puede ser difícil crear buenos hábitos.

Esto es especialmente cierto si quieres mantenerlos a largo plazo. Por suerte, hay algunas estrategias sencillas que puedes utilizar para crear buenos hábitos y acabar con los malos.

No voy a pretender que estas ideas sean la única forma de crear buenos hábitos -hay muchas otras por ahí-, pero estos sencillos pasos pueden ayudarte a progresar en la mayoría de los objetivos que tienes para tu salud, tu trabajo y tu vida.

Y con esto en mente, aquí tienes 3 cosas que puedes hacer ahora mismo para crear buenos hábitos.

1. Empieza con un hábito que sea tan fácil que no puedas decir que no. 1

La parte más importante de la creación de un nuevo hábito es mantenerse constante. No importa lo bien que lo hagas en un día concreto. El esfuerzo sostenido es lo que marca la verdadera diferencia.

Por eso, cuando empieces un nuevo hábito debe ser tan fácil que no puedas decir que no. De hecho, cuando empiezas un nuevo comportamiento debería ser tan fácil que$0027s casi es de risa.

  • Quieres crear un hábito de ejercicio Tu objetivo es hacer ejercicio durante 1 minuto hoy.
  • Quieres crear un hábito de escritura Tu objetivo es escribir tres frases hoy.
  • Quieres crear un hábito de alimentación saludable Tu objetivo es comer una comida saludable esta semana.

No$0027importa que empieces por poco, porque ya habrá tiempo de subir la intensidad más adelante. No es necesario que te apuntes a un gimnasio de CrossFit, ni que escribas un libro, ni que cambies toda tu dieta al principio.

Es fácil compararse con lo que hacen los demás o sentir la necesidad de optimizar tu rendimiento y hacer más. No dejes que esos sentimientos te desvíen del camino. Pruébate a ti mismo que puedes mantener algo pequeño durante 30 días. Entonces, una vez que estés en racha y seas constante, podrás preocuparte de aumentar la dificultad.

Al principio, el rendimiento es irrelevante. Hacer algo impresionante una o dos veces no va a importar si nunca lo mantienes a largo plazo.Haz que tu nuevo hábito sea tan fácil que no puedas decir que no.

Más información: ¿Por qué es tan difícil mantener los buenos hábitos?

2. Tómate un tiempo para entender exactamente qué es lo que te frena.

Hace poco hablé con una lectora llamada Jane. Quería hacer ejercicio de forma constante, pero siempre había pensado que era, en sus palabras, “el tipo de persona a la que no le gustaba hacer ejercicio.”

Jane decidió abandonar el hábito y se dio cuenta de que en realidad no era el ejercicio lo que le molestaba. En cambio, no le gustaba la molestia de prepararse para ir al gimnasio, conducir a algún lugar durante 20 minutos y luego hacer ejercicio. Tampoco le gustaba ir a un lugar público y hacer ejercicio delante de otras personas. Esas eran las verdaderas barreras que impedían su hábito de hacer ejercicio.

Una vez que se dio cuenta de esto, Jane pensó en cómo podía hacer más fácil el ejercicio. Se compró un vídeo de yoga y empezó a hacer ejercicio en casa dos noches por semana. También era profesora y su escuela ofrecía una clase de ejercicio para el profesorado después de las clases. Empezó a ir a esa clase porque así no tenía que ir en coche a otro sitio ni dedicar mucho tiempo de preparación para hacer ejercicio.

Jane lleva meses cumpliendo su rutina de ejercicios. Dice: “Es posible que no puedas arreglar todo lo que no te gusta, pero averiguar cómo superar uno o dos de esos obstáculos puede darte el empujón que necesitas para superar el obstáculo y seguir con tus objetivos.”

Las personas que mantienen los buenos hábitos comprenden exactamente qué es lo que les frena.

Puede que pienses que eres el “tipo de persona a la que no le gusta hacer ejercicio” o el “tipo de persona desorganizada” o el “tipo de persona que cede a los antojos y come dulces.” Pero en la mayoría de los casos, no estás destinado a fracasar en esas áreas. En lugar de hacer una afirmación general sobre tus hábitos, divídelos en partes más pequeñas y piensa en qué áreas te impiden ser constante.

Una vez que conozcas las partes específicas del proceso que te frenan, puedes empezar a desarrollar una solución para resolver ese problema.

Más información: Cómo iniciar nuevos hábitos que realmente se mantengan

3. Desarrolla un plan para cuando falles.

Dan John, un popular entrenador de fuerza y acondicionamiento, suele decir a sus atletas: “No eres lo suficientemente bueno como para estar decepcionado.” Lo mismo ocurre cuando creas un nuevo hábito. ¿Qué esperabas? ¿Tener éxito sin fallos desde el principio? ¿Ser perfecto incluso cuando la gente que lleva años haciendo esto comete errores de forma regular?

Hay que aprender a no juzgarse ni sentirse culpable cuando se comete un error y, en cambio, centrarse en desarrollar un plan para volver a la pista lo antes posible.

Aquí tienes tres estrategias que pueden ayudarte…

  1. Establecer horarios en lugar de plazos.
  2. Olvídate del rendimiento y céntrate en construir una nueva identidad.
  3. Haz de este tu nuevo lema: “Nunca falles dos veces.”

Creo que la mentalidad de “nunca fallar dos veces” es especialmente útil. Puede que me pierda un entrenamiento, pero no voy a perderme dos seguidos. Puede que me coma una pizza entera, pero la seguiré con una comida saludable. Tal vez me olvide de meditar hoy, pero mañana por la mañana rezumaré zen.

Tener un desliz en tus hábitos no te convierte en un fracasado. Te hace normal. Lo que separa a los mejores de los demás es que vuelven a la pista rápidamente. Asegúrate de tener un plan para cuando falles.

Más información: 7 estrategias que te ayudarán a recuperarte después de un desliz

¿Quieres más ideas para crear buenos hábitos?

Si quieres más ideas prácticas sobre cómo crear buenos hábitos (y acabar con los malos), echa un vistazo a mi libro Hábitos atómicos , que te mostrará cómo pequeños cambios en los hábitos pueden conducir a resultados notables.

Notas a pie de página

  1. Sugerencia a Leo Babauta por escribir originalmente sobre “so easy you can$0027t say no.”

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar