Museo de cera

Cuando termina el amor vuelven las procesiones, las saetas al cristo del mal querido. Los feligreses llenan los templos y el sermón atrae a los peregrinos. Cuando se acaba el amor los pañuelos secan alguna verdad pegada en el bolsillo del pantalón, tapadas entre manos de alfarero con uñas que reclaman derechos de autor. CuandoSigue leyendo “Museo de cera”

Ella

Ella (música y poema by Mario Lozano)No existe un milímetro de mídonde ella no viva clandestinamente.Ella me dio y me mostró la luz,me enseñó a amar a partes iguales,a soñar con los ojos abiertos,a querer como una madre.Cuando hablo de ella,es sinónimo de alegría,y reír, su deporte preferido.Tiene el corazón chapadocon baldosas de generosidad.Sus ojosSigue leyendo “Ella”

Una novela

Yo no quiero ser tu sexto sentido, tampoco la manta que tapa tu colchón. No me pidas ser la llave de tu puerta ni el crespón de tu corazón.   No le buscaré tres pies al gato porque confiar es saber por dos. Tampoco haré cola por San Valentín, prefiero no ir que terminar peor.Sigue leyendo “Una novela”

La noticia

Cuando el mundo solo es el mapa que habla del tiempo, cuando solo bebes agua para seguir hablando con ella. Cuando ser egoísta es siempre una mala idea.   Allí donde la sonrisa  es una mueca tatuada, la risa el ruido más recurrente, la soledad un fantasma del pasado y la pena… tan solo unSigue leyendo “La noticia”

Soñar

Soñar es echar a la rima, besar a tu verdugo o caminar sobre el agua… también es una venda, el nudo en la garganta o el canto de la sirena.   Soñar es hacerle el amor a la vida, correr la maratón de Saturno, el tabaco de quien fue a comprar. A veces es laSigue leyendo “Soñar”

Te odio

Poesía & Música registrada y realizada por Mario Lozano Odio girarte la mirada, ser tacaño en piropos, empañar el cristal de tu ventana… que verte me sepa a poco. Odio guardarme palabras que aún no quieres traducir hablarte como si nada… con cara de perro ruin. Te odio  por cada letra de tus mensajes, porSigue leyendo “Te odio”

Fénix

Sólo quería vivir huyendo hacia adelante, correr sobre clavos ardiendo evaporarse en bares gasolineras y otros desiertos. Se le cayó una piedra pronunciada, fue a parar al acelerador. Zapatos de suela de cristal que corrían sin guía ni mapa, hasta que no pudieron más. Pantalones justos y cortos, barra libre de frío, bolsillos con remachesSigue leyendo “Fénix”

Miradas

Miradas que saludan y se despiden a la vez. Miradas que redimen cuando nadie te quiere ver. Miradas que matan saciadas de rencor. Miradas que callan y asientan al vil perdedor. Miradas cojas que no llegan ni al talón. Miradas novatas huérfanas de emoción. Miradas groseras vacías de perdón. Miradas que no miran y venSigue leyendo “Miradas”

La chica de la habitación de al lado.

¿Dónde se ha metido? Lo mismo tiene frío como siente calor, termostato volátil que controla ese salón. Lleno de estrellas de hollywood y algún premio “Razzie” que nunca pudo entregar y ocupan la estantería rozando el mueble bar. Al lado escucha a alguien anónima y sublime Goliat, golpea con delicadeza la pared ¿Por si saltaSigue leyendo “La chica de la habitación de al lado.”

Lucha de gigantes

Bienvenida a la lucha de gigantes de altura, de alma… sagaz campanilla quién me acompaña cincos días cada semana. No hubo ninguna pregunta todo fueron respuestas señoría. Besos que saben a interrogación, abrazos que ocultan secretos y se envalentonan ante la ocasión. Una sorpresa sorpresiva con regalo inesperado y tarjeta de felicitación escrita aquella gélidaSigue leyendo “Lucha de gigantes”

“Valentia”

Mi tierra huele a campo el naranja como abanderado, tierras de oro color granate con lagos que regalan parlas blancas a los comensales. Vivo en un pueblo muy antiguo suelo de arenas movedizas para todo aquel que pasa. Un reino nada deslucido, Mezcla de colores en cada fachada. Las montañas llegan hasta el mar loSigue leyendo ““Valentia””

Play

Ahí estabas tu donde te dejé, oculta en tu melena con tus manos ocupadas tan ebria como serena. Tienes ese botón que me enchufa a la vida, ese chute de adrenalina, esa levitación espontánea… mi hora mejor invertida. Cada “hostia” tuya en mi hombro es un “input” en mi existencia, conectado al mundo, agarrado alSigue leyendo “Play”

Tarde, pero llego

Tarde, pero llego esa es la premisa, con o sin permiso desenfadado, reloj en mano. Pude llegar antes pero no era el momento. Deshojé todas mis escusas y aunque ninguna era cierta me la jugué a la ruleta rusa. No se me hizo tarde porqué detrás de “tarde” siempre queda algo más disfrazado de “nunca”Sigue leyendo “Tarde, pero llego”

Envite

Hoy topaste con mi armadura, niquelada últimamente por cierto… vasalla eterna forjada ante amenazas como tu, portadora de locura en vena. Hoy lanzaste la botella pero el mar la retornó colmada de algas y salada, llena de conchas afiladas como tu lengua de bengala. Entrada de roja indirecta agresión de reglamento aficiones reclamando la acciónSigue leyendo “Envite”

Bandera blanca

Mi bandera es la blanca acaparadora de colores, disidente de la oscuridad, la de los buenos y peores. Mi bandera es la del respeto y tiene la lengua suelta, pues faltan codos y no hay queja que no resuelva. Mi bandera se rompe cuando la violencia la ondea, cuando las palabras flojean y a laSigue leyendo “Bandera blanca”

Inseguro con vida.

Me tapo con la sombra que nace cuando tu cuerpo se apoltrona encima del mío Bebo cada gota que brota de tus ojos azules cuando tus carcajadas las emanan. Mi incertidumbre se despide y gasta cada céntimo del finiquito en vestidos con forma de planes. Tus abrazos son mi anestesia cuando la vida me atropellaSigue leyendo “Inseguro con vida.”

A tiempo

Cuando estoy contigo me siento solo, como una madre sin su hijo, un bikini en invierno, un niño sin su polo o Jesús en el infierno. Cada día que te veo me siento vacío como la cabeza del que maltrata, un cine por la mañana o el alma de un amor que mata. Esa mesaSigue leyendo “A tiempo”

Baile de miradas

Cada vez que te veo se secan los hielos de mi copa, das un portazo ante San Pedro y transformas el más cruel lunes en un catorce de febrero. Cuando yo te veo estallan las cuerdas de mi guitarra, tergiversas ideas y palabras y no hay ninguna frase bonita que quede guardada en el tintero.Sigue leyendo “Baile de miradas”

Brindo

No importa cual bar cuando se juega la vida entera, busca enajenado el 21 en una partida al Blackjack. Caí redondo en una silla rodeado de trileros con guantes y manos finas, de boca burlona, fumadores de pipa rebozada en harina. Me guardé un as en la manga. Pensé “jamás lo usaré” mi pareja conSigue leyendo “Brindo”

La malquerida

Quizá seamos bastardos de madre querida vecina del piso de abajo. Tu que dejas que te pisoteen, de comprarte sin venderte… y sigues ahí dando vida pusilánime e inerte. Quizá somos tus hijos ilegítimos o bien tus moradores más rebeldes, tan amnésicos de lactancia… más de dar que de recibir con tu segunda oportunidad tatuadaSigue leyendo “La malquerida”

Para siempre

El gato negro me retó yo que camino derecho siempre ante un envite… terminé sordo y magullado con un pagaré a sesenta años. Tan flacos de memoria como empachados de escepticismo. Podridos de “mejor otro día”, de despedidas de un casado con su secundaria querida. Viajaste a un lugar oculto fuera de cobertura, sin direccionesSigue leyendo “Para siempre”

Licencia para vivir

Eres mi cantante favorita. Tu voz mi canto de sirena. Tus caderas la pesadilla que me despierta mientras me tapo con tu melena. Son mis manos quienes llenas de arena dibujan Hippies y soldados y castillos sin almena. Fue mi pasado quién huérfano de esposa liberó a mi futuro amordazado con mordida cuantiosa. Y elSigue leyendo “Licencia para vivir”

Noche abreviada

Una noche abreviada. San Juan en agosto o solsticio improvisado, preludio intermitente y éxito. El deseo insuficiente un segundo primer beso luces sin sombre y ruido. En la plaza del pueblo corretean infancia y juventud, un escenario y dos profetas. El séquito y mucha actitud. Un reloj que se para los segundos que dividen unaSigue leyendo “Noche abreviada”

Garúa & flama

Parecía una noche perdida, un partido con tintes de empate pero con ocasiones… y la mujer de blanco se adelantó en el marcador provocando la prórroga. ¿Quién provocó la expulsión? apresuradamente se marcharon sin hacer declaraciones a la par que la lluvia y el rocío regaban sus ideas y marcaban sus tupidas huellas. Les sobrabaSigue leyendo “Garúa & flama”