¿CÓMO ME AYUDÉ A MI MISMO PARA CONSEGUIR MI PROPIO ÉXITO Y LLEVAR UNA VIDA MÁS EQUILIBRADA?

A veces en la vida encuentras algo que no buscabas y acabas obteniendo mucho más de lo que pedías. Esto es lo que me ocurrió cuando hice un cambio de vida hace nueve meses porque quería hacer más, lograr más y establecer más objetivos, pensando que encontraría más razones para ser feliz y alcanzar tener éxito.

Escuché durante toda mi vida a personas maravillosas que compartían sus experiencias sobre retos personales y familiares, objetivos diarios muy sencillos y cómo intentaban gestionar su vida cotidiana. Estas historias aparentemente sencillas me fueron abriendo los ojos, me di cuenta que no era la única persona que se sentía frustrada por los obstáculos que la vida me ponía de vez en cuando.

Escuchar las historias de otras personas, algunas de las cuales tenían un origen muy diferente al mío, me hizo ver que todos compartimos aspiraciones y sueños muy similares. Me dio perspectiva, y me ayudó a centrarme en mis verdaderos objetivos.

Con el tiempo empecé a marcarme objetivos más sencillos, en lugar de intentar dar un gran salto

Decidí poner en práctica la filosofía paso a paso, y empecé a emprender mi vida con más sencillez, estando más agradecido por lo que había conseguido y orgulloso de lo que soy hoy.

Sólo después de un par de meses en este viaje me di cuenta que había tenido una actitud equivocada. En lugar de pedir siempre más, encontré la manera de establecer objetivos mejores y más satisfactorios, simplemente empecé a conseguir pequeños resultados con más satisfacción en mi vida diaria. ¡Y esto es mucho más de lo que pensaba que buscaba!

Convertirme en esta nueva persona me hizo cuestionar si estaba realmente vivo, y en caso afirmativo, cómo iba a vivir mi vida de ahora en adelante

En el verano pasado viví una verdadera “experiencia de renacimiento”: Cogí mi bicicleta de hace 20 años (todavía en buen estado) y me fui a dar una vuelta por mi cuenta, de la misma manera que había hecho hace unos 20 años. Recorrí un total de 700 kilómetros en 10 días.

Fue una experiencia tan enriquecedora que volví a repetirla, con menos kilómetros, pero con mucho más desnivel, y me encantó. Mientras estaba en la carretera descubrí este lema que resonó en mí:

“LA VIDA ES COMO MONTAR EN BICICLETA, PARA MANTENER EL EQUILIBRIO HAY QUE SEGUIR MOVIÉNDOSE”.

Me pregunté: ¿cómo iba a seguir moviéndome una vez que volviera a la vida cotidiana? ¿Cómo podría vivir mi vida de manera que estuviera plenamente vivo? ¿Cómo podría crear un ciclo virtuoso?

Decidí agrupar tres simples palabras con un profundo significado:

1. Mantenerse en forma (base)

  • Organizar las cosas y crear una rutina.
  • Montar bicicleta.
  • Realizar actividades deportivas al aire libre.
  • Salir durante la luz del día.
  • Dormir lo suficiente.

2. Centrado (trabajo)

  • Establecer un día a la semana para lograr un objetivo principal (uno por uno).
  • Olvida todo lo demás y concéntrate en el objetivo principal.

3.  Tranquilidad (familia)

  • Seguir la corriente.
  • Centrarse en el aquí y el ahora.
  • Mantener la energía para permanecer activo.

La práctica mensual de estos aspectos de la vida, me ha ayudado a delimitar lo que es importante, y éstas tres cosas, son mis sencillas metas para los próximos 6 meses.

Según investigaciones recientes, necesitamos 66 días para establecer nuevos hábitos y deshacernos de los viejos. En los próximos 6 meses, me gustaría anclar este ciclo virtuoso tan profundamente en cada célula de mi cuerpo y en cada rincón de mi cerebro, que no tenga que pensar más en ello. Quiero automatizar más el equilibrio en mi vida.

Este cambio me ha ayudado a entender que el éxito y la felicidad no están ahí fuera, no necesito lograr más o hacer más para conseguirlo. El cambio de mi manera de pensar me ha ayudado a definir mi propio éxito y a llevar una vida más equilibrada.

Muchas gracias por tomarte tu tiempo en leerme. ¡Seguid compartiendo y disfrutando del viaje! Espero que te sea útil

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar