Estar en Movimiento vs. Actuar

Este artículo es un extracto de Hábitos atómicos, mi libro superventas del New York Times.

Hay un error común que suele ocurrirle a la gente inteligente, en muchos casos, sin que se dé cuenta.

El error tiene que ver con la diferencia entre estar en movimiento y pasar a la acción. Parecen similares, pero no son lo mismo.

Esto es lo que pasa…

Movimiento vs. Acción

Cuando estás en movimiento, estás planificando, elaborando estrategias y aprendiendo. Todas esas cosas son buenas, pero no producen un resultado. La acción, en cambio, es el tipo de comportamiento que producirá un resultado. 1

Aquí tienes algunos ejemplos…

  • Si esbozo 20 ideas para artículos que quiero escribir, eso es movimiento. Si realmente escribo y publico un artículo, eso es acción.
  • Si envío un correo electrónico a 10 nuevos clientes potenciales para mi negocio y empiezo a conversar con ellos, eso es movimiento. Si realmente compran algo y se convierten en clientes, eso es acción.
  • Si busco un plan de alimentación mejor y leo algunos libros sobre el tema, eso es movimiento. Si realmente como una comida sana, eso es acción.
  • Si voy al gimnasio y pregunto por un entrenador personal, eso es movimiento. Si me pongo debajo de la barra y empiezo a hacer sentadillas, eso es acción.
  • Si estudio para un examen o me preparo para un proyecto de investigación, eso es movimiento. Si realmente hago el examen o escribo el trabajo de investigación, eso es acción.

A veces el movimiento es útil, pero nunca producirá un resultado por sí mismo. No importa cuántas veces vayas a hablar con el entrenador personal, ese movimiento nunca te pondrá en forma. Sólo la acción de hacer ejercicio conseguirá el resultado que buscas.

Por qué las personas inteligentes se encuentran en movimiento

Si el movimiento no conduce a resultados, ¿por qué lo hacemos? A veces lo hacemos porque en realidad necesitamos planificar o aprender más.Pero la mayoría de las veces lo hacemos porque el movimiento nos permite sentir que estamos progresando sin correr el riesgo de fracasar. La mayoría de nosotros somos expertos en evitar las críticas. No nos gusta fracasar ni que nos juzguen públicamente, así que tendemos a evitar las situaciones en las que eso puede ocurrir. Y ésa es la mayor razón por la que te quedas quieto en lugar de pasar a la acción: quieres retrasar el fracaso.

Sí, me gustaría ponerme en forma. Pero, no quiero parecer estúpido en el gimnasio, así que hablaré con el entrenador sobre sus tarifas en su lugar.

Sí, me gustaría conseguir más clientes para mi negocio. Pero, si pido la venta, puede que me rechacen. Así que tal vez debería enviar un correo electrónico a 10 clientes potenciales.

Sí, me gustaría perder peso. Pero, no quiero ser el raro que come sano en el almuerzo. Así que tal vez debería planear algunas comidas saludables cuando llegue a casa.

Es fácil estar en movimiento y convencerse de que se está progresando. Piensas, “Tengo conversaciones con cuatro clientes potenciales ahora mismo. Esto es bueno. Estamos avanzando en la dirección correcta. “ O, “He tenido una lluvia de ideas para el libro que quiero escribir. Esto está tomando forma.”

El movimiento te hace sentir que estás haciendo cosas. Pero en realidad, sólo te estás preparando para hacer algo. Cuando la preparación se convierte en una forma de procrastinación, tienes que cambiar algo. No quieres limitarte a planificar. Quieres estar practicando.

Ideas para pasar a la acción

Seguro que hay muchas estrategias para pasar a la acción, pero se me ocurren dos que me han funcionado.

1. Establece un horario para tus acciones.

Cada lunes y cada jueves, escribo un nuevo artículo y lo publico al mundo. Es lo que ocurre en esos días. Es mi horario. Me encantan los lunes y los jueves porque sé que siempre voy a producir algo en esos días. Obtendré un resultado. Es una buena sensación.

En cuanto a la halterofilia, entreno los lunes, miércoles y viernes. Ese es el horario de cada semana. No planifico los ejercicios de entrenamiento. No estoy investigando programas de entrenamiento. Simplemente hago ejercicio. Acción, no movimiento.

Para los objetivos continuos y los cambios de estilo de vida, creo que éste es el mejor enfoque. Establece un horario para tus acciones y cúmplelo.

2. Elige una fecha para pasar del movimiento a la acción.

Para algunos objetivos, establecer un horario diario o semanal no funciona tan bien.

Este es el caso si estás haciendo algo que sólo va a ocurrir una vez: como publicar tu nuevo libro, o lanzar un nuevo producto, o hacer un gran examen, o presentar un proyecto importante.

Estas cosas requieren cierta planificación previa (movimiento). También requieren mucha acción para llevarlas a cabo. Por ejemplo, podrías establecer un horario semanal para escribir cada capítulo de tu libro. Pero para la presentación del libro en sí, podrías pasar semanas o meses planificando diferentes lugares, localizaciones, etc.

En una situación como ésta, creo que lo mejor es simplemente elegir una fecha. Poner algo en el calendario. Hacerlo público. Esto es cuando X está sucediendo.

Para los grandes proyectos o los objetivos puntuales, creo que éste es el mejor enfoque. Oblígate a dejar de moverte y a pasar a la acción fijando un plazo estricto.

Elige la acción

El movimiento nunca producirá un resultado final. La acción sí.

Cuando estás en movimiento, estás planeando y haciendo estrategias y aprendiendo. Todo eso es bueno, pero no produce un resultado.

¿Estás haciendo algo o sólo te estás preparando para hacerlo?

¿Estás en movimiento o estás actuando?

Este artículo es un extracto del capítulo 11 de mi libro “Hábitos atómicos”, superventas del New York Times. Lea más aquí.

Notas a pie de página

  1. Sugerencia a Steve Blank por escribir originalmente sobre el movimiento y la acción.

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar