Lucha de gigantes

Bienvenida a la lucha de gigantes de altura, de alma… sagaz campanilla quién me acompaña cincos días cada semana. No hubo ninguna pregunta todo fueron respuestas señoría. Besos que saben a interrogación, abrazos que ocultan secretos y se envalentonan ante la ocasión. Una sorpresa sorpresiva con regalo inesperado y tarjeta de felicitación escrita aquella gélidaSigue leyendo “Lucha de gigantes”