Play

Ahí estabas tu donde te dejé, oculta en tu melena con tus manos ocupadas tan ebria como serena. Tienes ese botón que me enchufa a la vida, ese chute de adrenalina, esa levitación espontánea… mi hora mejor invertida. Cada “hostia” tuya en mi hombro es un “input” en mi existencia, conectado al mundo, agarrado alSigue leyendo “Play”