El último baile

No fue de día ni tampoco era verano pero había tanta sed que bebieron sus miedos y les sentó bastante bien. No fue una fiesta de pijama ni tampoco un cabaret pero me sacaron a bailar yo que bailo con cabeza y oído calmé mi sed perdiendo el compás. No era ningún refugiado tampoco eraSigue leyendo “El último baile”

Kilómetros de…

Oscuro enigma el que me hace lidiar cinco de cada tres auroras. Como horas a minutos me tienes cautivo a más de quinientos kilómetros Tus dilatados ojos hechizaron a quien escribe. Ni la goma borra ni el lápiz dibuja otra cosa que no sea la letra M y la letra A. Regresé a aquella playaSigue leyendo “Kilómetros de…”